Book/Reviews



¿ES LA “CULTURA” EL DESAFÍO DE NUESTRO TIEMPO?

La cultura, una palabra que todos conocemos y que se utiliza con frecuencia, es imprescindible para nuestro propio sentido de identidad personal y de grupo. Es tan común que rara vez nos detenemos a examinar a qué nos referimos cuando la utilizamos o qué significa para los demás. Con frecuencia, se habla de “tener” cultura y de “perder nuestra cultura” como si se tratara de un bien que llevamos en un bolso o usamos como un abrigo

Sin embargo, considerar a la cultura como algo que las personas poseen contribuye, en verdad, a que surjan muchos conflictos y malentendidos. Estos pueden evitarse si tan solo nos ponemos al día con nuestra forma de entender la cultura. Afortunadamente, esta solución ya está disponible en el nuevo libro La cultura como confort – Muchas cosas que sabes sobre la cultura (quizás sin darte cuenta), escrito por la antropóloga cultural Dra. Sarah J. Mahler. Este breve libro (140 páginas) utilizando un lenguaje accesible para un público amplio, integra los últimos conocimientos sobre cómo aprendemos la cultura de la neurociencia, de la psicología cultural y del desarrollo humano, así como de la antropología y de otras ciencias sociales. Además, el libro entretiene al lector a través de ejemplos actuales e historias personales. El libro está disponible en formato impreso tradicional, así como las versiones de libros electrónicos Kindle, Nook, etc. También hay una página web dinámica donde las nuevas ideas y aplicaciones se comparten constantemente: cultureascomfort.com

LA CULTURA ES LO QUE HACEMOS – ¡NO LO QUE TENEMOS! (SUGIERO NO USAR SIGNOS DE EXCLAMACIÓN. NO ES HABITUAL EN ESTOS USOS EN ESPAÑOL. SUENA MUY CALCO DEL INGLÉS, PUBLICIDAD “LLAME YA”).

La profesora Mahler ofrece un enfoque contemporáneo de la cultura que se centra en la manera en que aprendemos las prácticas y las ideas culturales en la infancia. Fundamentalmente, Mahler sostiene que “En realidad, la cultura no es algo que tenemos, sino más bien, lo que hacemos”. Es una apasionada de la actualización de nuestro entendimiento de la cultura para que podamos hacer la cultura más conscientemente.

¿Por qué se habla de “tener” y “perder” la cultura, pero nunca de “hacer” o “ganar” la cultura? La cultura como confort explica la cultura y las identidades no como cosas que poseemos, sino como patrones de pensar y de comportamiento absorbidos en el inicio de nuestra vida y que se expresan continuamente en nuestras formas de actuar y de creer. El libro ofrece una manera profunda y a la vez accesible de transformar nuestras perspectivas sobre la cultura para ampliar nuestras habilidades culturales a lo largo de toda la vida. Claro, es más difícil cambiar nuestras comodidades culturales como adultos, a menos que aprendamos a hacer la cultura con más consciencia.

PODEMOS Y DEBEMOS ESTAR CONSTANTEMENTE APRENDIENDO CULTURA

¿Por qué es importante que entendamos cómo se aprende la cultura? Los rituales de la primera infancia se almacenan en las vías neuronales de nuestro cerebro donde siguen dando forma inconscientemente a nuestros comportamientos cotidianos y a nuestros patrones culturales. Automáticamente repetimos estos rituales, lo que refuerza nuestro sentido de quiénes somos y acentúa las diferencias entre nosotros y los demás. Cuando nos encontramos con personas que son diferentes, sentimos una extrañeza, un malestar cultural que quizás no comprendamos, pero qué sí sentimos. En esos casos, la mayoría de nosotros se aleja de quienes son diferentes, pero no debería ser así.

Mahler nos anima a disfrutar de esos encuentros, ya que son precisamente esos momentos de malestar cultural los que nos desafían a crecer culturalmente. Dado que nuestro mundo es diverso y globalizado, los malestares culturales son inevitables. Sin embargo, debido a que la cultura es algo que aprendemos y hacemos, es por abrazar estos encuentros que se abren oportunidades para ampliar nuestras zonas de comodidad y para mejorar nuestras relaciones con los demás. La cultura como confort explica cómo nuestras primeras experiencias se traducen en confort para toda la vida cultural y nos anima a “calentar” nuestros músculos culturales a lo largo de nuestras vidas.

  • Durante la infancia, aquello a lo que los bebés y los niños pequeños están expuestos se convierte en lo “normal”. Aprenden las formas particulares de las personas que los rodean como si fueran normas universales. Estos patrones de pensamiento y de comportamiento se convierten en el cableado de nuestro cerebro, por lo que nunca necesitamos pensar en cómo hacer cultura. Simplemente hacemos lo que hemos aprendido.
  • Aprender la cultura en una etapa tan temprana de la vida significa convertirse en experto en “ella” antes de comenzar la escuela. Nunca se recuerdan los procesos de aprendizaje, por ello, hasta que nos encontremos con personas distintas, consideramos las prácticas culturales nuestras como si fueran universales para todo el mundo, no como nuestras maneras de pensar y de actuar. Esto es inevitable, pero también es una fuente importante de malentendidos entre las personas.
  • Todos sentimos la cultura como consuelo porque el cerebro establece conexiones neuronales a través del sistema límbico, el centro emocional del cerebro. Esto ayuda a explicar por qué tenemos recuerdos tan profundos y duraderos de la infancia y sentimos nuestra pertenencia cultural con tanta fuerza.
  • Nuestras comodidades culturales se establecen cuando en nuestro cerebro quedan impresas los patrones estructurados de pensar y de comportarse experimentados durante la infancia. Se vuelven hábitos inconscientes. Los hábitos y las costumbres, incluso si son malos, son cómodos porque son predecibles. Cuando nos encontramos con personas que hacen las cosas de manera diferente, sin embargo, nuestro cerebro presta atención a estas diferencias (y pasan por alto lo que es familiar). Por lo tanto, nos damos cuenta y no podemos evitar darnos cuenta de lo que parece “extraño”, aunque los adultos tratemos de ocultar dichas incomodidades.
  • Una lección de la vanguardia de conocimientos en todas estas áreas es que todos nosotros estereotipamos. “Identidades” tales como el género, la raza, la nacionalidad, la religión, etc. también se aprenden e internalizan a una edad temprana. Por lo tanto, cuando nos encontramos con personas cuyas identidades son diferentes a las nuestras, nuestro cerebro inmediatamente las clasifica según dichas identidades. Esto se hace inconscientemente e inconteniblemente.
  • El libro trae buenas noticias: cuando nos familiarizamos con la forma en que nuestros cerebros se desarrollan, ya no estamos atados por nuestros patrones cómodos adquiridos durante la infancia. Por el contrario, estamos en condiciones de hacer cultura con conciencia deliberada. Podemos acercarnos a la cultura con un mayor entendimiento para que podamos hacer la cultura de manera más consciente.

¡UN LIBRO REVELADOR Y ESTIMULANTE!


La cultura está en el corazón mismo de muchos conflictos contemporáneos, reforzado esto por las varias opiniones anticuadas que siguen circulando. No podemos cambiar estas actitudes hasta que no comprendamos mejor este concepto. El libro La cultura como confort hace hincapié en que debemos considerar la cultura como procesos de aprendizaje. Ofrece una gran cantidad de aplicaciones que muestran cómo se puede transformar la vida si logramos actualizar nuestro entendimiento de la cultura.
La cultura como confort puede llegar a muchas audiencias, desde estudiantes universitarios hasta educadores de todos los niveles, así como a los padres y abuelos de nuestros hijos. Es una excelente guía para entrenamientos multiculturales, para maestros y otras personas que trabajan con poblaciones diversas. El libro La cultura como confort ofrece un viaje agradable para mejorar su competencia cultural.
Para más información:www.cultureascomfort.com
Para pedir el libro (impreso o en formatos electrónicos, pero hasta la fecha solo en inglés):
Casa Editorial: Pearson Educación Superior www.pearsonhighered.com/anthropology
Amazon: Disponible en formatos de impresión y del Kindle
Barnes & Noble: Disponible en formato impreso y del Nook
Las órdenes en el extranjero: Consulte la página internacional en www.cultureascomfort.com

Para conferencias o talleres con la autora sobre las ideas del libro, póngase en contacto con ella a través de la página web: cultureascomfort.com La autora habla español.